INTERIOR GENERA DIVISIONES ENTRE LOS SANITARIOS DE PRISIONES POR LA PAGA EXTRA

La Secretaría General de II.PP. ha decidido dar un complemento extra en concepto de productividad a médicos y enfermeros pero no al resto de profesionales del servicio sanitario penitenciario.

Los funcionarios de prisiones vuelven a la huelga y esta vez, parece que las “buenas intenciones” de Instituciones Penitenciarias (II.PP.) no han hecho más que generar divisiones internas entre el colectivo, principalmente con los profesionales sanitarios. Según CSIF-Prisiones, la Secretaría General de II.PP. ha decidido retribuir con un complemento de productividad extra este mes de diciembre a médicos y enfermeros de los servicios de salud de las cárceles españolas, pero no a todo su personal sanitario. Así lo recoge el documento al que ha tenido acceso en exclusiva ConSalud.es.

“El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Ortiz, ha traicionado la confianza que en él habíamos depositado muchos profesionales de la sanidad penitenciaria. So pretexto de incentivarnos y de empezar a corregir las lamentables condiciones económicas y laborales que padecemos, nos otorga en concepto de productividad una cantidad económica que ronda los 700€ para médicos y 500€ para enfermeros, en un solo pago y por perceptor. Los farmacéuticos y los auxiliares de Clínica no deben ser personal sanitario a los ojos de este secretario general. ¿A quién quieren engañar?”, denuncia Paco Amaya, responsable del área de Sanidad Penitenciaria de CSIF.

Interior ha asignado complementos de productividad que alcanzan en un pago único de hasta 2.200 euros

La indignación ha estallado entre los profesionales sanitarios de prisiones. El gesto del Ministerio de Interior, a priori, está siendo mal recibido por la confrontación que genera de estos con el resto de los funcionarios. Tal y como apunta la plataforma sindical de prisiones, Interior ha asignado “suculentos complementos de productividad” a los directores, subdirectores, administradores, jefes de servicios médicos, médicos, DUE y jefes de servicio, que alcanzan hasta una paga única de 2.200 euros.​

“DIVIDE Y VENCERÁS”

“Esto no es un premio por nuestra situación. En realidad se trata de un intento de dividir a las plantillas en el contexto de una huelga en prisiones. No sólo es injusto por dejar fuera a otros profesionales sanitarios, es que es impresentable que cuando estamos hablando de equipos de salud, se dedique dinero público a desmembrar y desmotivar a los propios equipos, en lugar de cohesionarlos. Como médico de II.PP. me siento avergonzado ante mis compañeras farmacéuticas y auxiliares de Clínica”, asegura Paco Amaya, que también es médico en el Centro Penitenciario de Albolote (Granada).

“Es impresentable que cuando estamos hablando de equipos de salud, se dedique dinero público a desmembrar y desmotivar a los propios equipos, en lugar de cohesionarlos”

Y además añade, que se ha seguido con los sanitarios la misma estrategia que con el resto de personal de prisiones, puesto que “el premio otorgado” también se ha repartido entre directores, subdirectores y jefes de servicio. “El resto de funcionarios de vigilancia y el personal laboral no deben de merecerlo. Se trata de la vieja estrategia de las administraciones cobardes: Divide y vencerás”, apunta.

VUELTA A LA HUELGA 

Tras la reunión mantenida en el pasado miércoles entre los responsables de la plataforma sindical de prisiones, con el secretario general de II.PP. y con el subdirector general de Recursos Humanos, y ante la falta de acuerdo, los sindicatos han decidido reaunudar las movilizaciones y volver a la huelga general.

Según el comunicado de prensa enviado por los sindicatos, Ortiz ha asegurado que “no hay posibilidad de incremento retributivo alguno. El marco legal es el acuerdo de subida para la AGE en los tres próximos años”. Por tanto, los funcionarios de prisiones ven así truncadas sus peticiones de negociación con el Ministerio de Interior para lograr una mejora de sus condiciones laborales.

En el calendario de movilizaciones, tienen fijada una marcha-manifestación que tendrá lugar el próximo 11 de diciembre en Madrid. Y además, en función del desarrollo de los acontecimientos, convocarán nuevamente una huelga general a partir del mes de enero.

Autor entrada: Carmen .